He Vuelto sin saber que estoy volviendo


Sí mi memoria no me falla, así es un verso de algún poema perdido de Mario Benedetti, que aunque a algunos especialistas consideran algo soso o lugar común, a mi me ha conmovido e impresionado su dualidad al escribir: Las novelas con tecnología (primero máquina de escribir y en nuestros días computadora), pero la poesía, lápiz y papel.

¿Que tema pudiese abordarse para volver? ¡Por favor! Cualquier cosa, menos la pavosa explicación de la pausa, voluntaria o involuntaria, pero concreta al fin.

Hace semanas -y casi sin querer- me dediqué a buscar en mis archivos musicales, los de mi memoria, que canción era propia de cada uno de mis hermanos. Así, aprovechando una simpática plataforma que hemos creado para sortear nuestras enormes distancias geográficas, un día tras otro escuchamos ese sonido dedicado de mis recuerdos a esos lindísimos compañeros que la vida puso allí para mi: Mis herman@s.

La tecnología a veces funciona como parche temporal para lidiar con añoranzas y ausencias. No sólo distancias, también tiempos.

Un día recuerdas a alguien… Pero estás ocupado; entonces, ni le llamas ni le escribes. Lo pospones… Y ese después, nunca llega. Ni aún hoy, en la sociedad de la inmediatez. Hoy menos que nunca hay excusas para pausas, ni distancias, ni olvidos.

Por eso vuelvo, porque ya hay demasiado sobre que escribir… Tantas cosas que cubren y solapan por mucho, las excusas para no hacerlo. Más difícil fue comenzar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.