El arte de escribir


A María Teresa Ruiz

En algún post anterior hice mención de que la culpa la tiene mi mamá. Ella, que al verme tan detallista, retraida, seria y con un carácter diferente a los niños de mi edad…

Bueno, yo era como muy madura pues. Ella vió en mi las posibilidades de que vaciara “todo” eso que no afloraba en algún otro canal: El lápiz y el papel.

Desde luego, no me quejo. Y es demás decir que bendigo ese momento en que me regaló un bonito diario. Allí comenzó toda la aventura…

Escribe que algo queda

Algo queda dentro de ti, cuando tienes la valentía de decir que es lo que sientes o piensas. Es una especie de transformación del ser, algo que no habías advertido. Porque la palabra es creación y a través de todos estos años no me ha quedado la menor duda que es algo que he desarrollado porque me llena, porque soy muy feliz haciéndolo. Sobretodo cuando ahora sé, que es agradable para los demás.

Sin embargo no deja de ser interesante la pregunta: ¿Qué hace a un escritor escribir? ¿Cuál es su motivación?

La mejor explicación que hasta ahora he leido la da mi admirada autora Isabel Allende. De ella estoy en este momento, revisando una de sus obras más pícaras llamada Afrodita y que en verdad no se parece a ninguna de sus otras obras. A veces siento que cuando se le acaban los caminos “convencionales” se reinventa y se vale de la “pasantía” en el mundo del periodismo de investigación y hace cosas muy locas, pero geniales. Y ¡le ha resultado!

“Una escritora afroamericana dijo que desde niña se sentía extraña en su familia y en su pueblo. Agregó que esto le sucedía a todos los escritores. (…) Es una condición inherente a este trabajo. Aseguró; sin el desasosiego de sentirse diferente no habría la necesidad de escribir. La escritura al fin y al cabo, es un intento de comprender las circunstancias propias y aclarar la confusión de la excelencia, inquietudes que no atormentan a la gente normal, sólo a los inconformistas crónicos, muchos de los cuáles terminan convertidos en escritores después de haber fracasado en sus oficios.”

No tienen la menor idea de la alegría que me provocó leer esto. Era la justificación de todo lo sentido por años… Como si estuviese acompañada por un montón de gente y entre ellas una de mis escritoras favoritas, ¡imagínense! La sensación, al recordarme, aún me acompaña. Pegué del techo, literal, porque mi cama es en la parte superior de una litera. De golpe y porrazo lo comprendí todo.

Y una de las recomendaciones principales es disfrutar el camino. Olvídate de que escribir te va a hacer millonario o archifamoso. Es decir, eso puede suceder y no me cierro a las posibilidades. Pero en el momento de tu producción literaria simplemente disfruta y sé tú ante todas las cosas.

Del por qué contenidos web y digitales y no de “carne y hueso” lo cuento después. ¿Tienes habilidades para escribir y no te has atrevido a hacerlo público? Cuéntame, ¿Qué te ha detenido?

 Sígueme
  Sígueme en LikedinSígueme en Twitter

Anuncios

14 Replies to “El arte de escribir”

  1. Hola, Sheila:
    Gracias por compartir tu historia. En mi caso, por profesión me paso el día escribiendo cosas. Pero no fue hasta probar con un blog personal que me di cuenta que se me daba bien no sólo escribir cosas de trabajo sino plasmar mis ideas y divagaciones. Ahora disfruto con mi proyecto de emprendimiento transmitiendo mis conocimientos y experiencias a otros.

    Me gusta

  2. Excelente Dorit. Aunque no todos estemos en la misma onda, yo creo que escribir es un acto de reflexión superior. Algunas preferirán tomarse el café con una amiga y es muy válido y bonito también. Pero en estos tiempos de suma vorágine encuentro el escribir, así sea para nosotras mismas una pausa necesaria. Gracias por compartirnos al resto de los mortales tu historia y talentos

    Me gusta

  3. Sheila es que escribiendo es la única forma de descargar el alma de tanto peso, y que buena culpa la que tiene tu madre de haberte inducido sútilmente por este mundo de la escritura, y que grandiosa descripción de lo que es un escritor, porque definitivamente para escribir o para desarrollar cualquier arte, uno debe sentirse un poco fuera de este mundo o tal vez sentir que no pertences a ninguna parte. Un gran saludo.

    Me gusta

  4. Hola. Me ha gustado mucho leer tu historia, y es que es cierto…, escribir es una forma de descargarnos y de expresar de alguna manera todo lo que tenemos dentro. Me gusta mucho escribir, pero aún no me he atrevido a contar todo lo que me gustaría…, quizás algún día me anime. Besos.

    Me gusta

  5. Tienes toda la razón Sheila, escribir a mí también me transporta a otro espacio tiempo, es un momento de felicidad, de intimidad conmigo misma. Sin expectativas, simplemente disfrutando del placer de dejar que las palabras se vayan deslizando a través de mi bolígrafo (sigo utilizando el boli y el papel) me encanta ir con un cuaderno de un lado a otro y en lugar de ponerme a mirar el móvil, dejar que alma se exprese escribiendo.
    Gracias por tu entrada y por recordarnos el placer de la escritura.
    Un abrazote

    Me gusta

  6. Guapa, reinventarse en la escritura, me encanta ese pensamiento que me has dejado el día de hoy con este post. La verdad es que la motivación para escribir a veces falla, pero cuando crees en algo y cuando estás feliz con lo que haces, la motivación e inspiración aparecen, si o sí 🙂

    PD. A mí antes me detenía la vergüenza de “no gustar a nadie”, ahora no me detiene nada, porque ya he superado ese miedo, he descubierto que hay gente como yo en el mundo y siempre encontraré personas que les encanta lo que escrito 🙂

    Me gusta

  7. Escribir sirve para, como decís, descargar; yo por ejemplo en mis programas y sesiones hago escribir, sin juzgar, lo que salga y de allí se pueden trabajar muchísimas cosas, a parte de otras que la misma persona se a cuenta. En mi adolescencia escribir, no un diario si no poemas, me ayudaba a entenderme mejor, a entender lo que pasaba, a entender al mundo y a los demás, así que animo a escribir, no tanto para que quede bonito lo que dices si no para poner palabras a lo que nos pasa por nuestro interior y nuestra cabeza.

    Me gusta

  8. ¡Hola! A ver, atreverse o no atreverse, he allí la cuestión. Bueno, realmente los límites los pones tú. Y por lo general las que somos super estrictas y con juicios y filtros somos nosotras mismas. Me sorprende darme cuenta de que lo que suponíamos un escandalazo no lo es y lo que creíamos era normal, supone una reacción inesperada. ¿Sugerencia? Ve arriesgándote, ve explorando. ¡Y también en la vida! A eso lo llaman vivir. Un abrazo

    Me gusta

  9. ¡Hola Yolanda, un placer! Que curioso. Yo libreta y bolígrafo, sólo la poesía. Ya con estas crónicas me he acostumbrado más al teclado. No obstante, si veo una dato interesante por allí me pongo a escribir, así sea detrás de una factura (risas). Lo bonito de ese mundo paralelo donde vivimos, es que allí estamos a salvo y pocos en verdad logran entrar en él. Gracias por tan bonito comentario.

    Me gusta

  10. Gracias guapa. ¿Sabes como decimos ahora acá? Que no somos viernes para caerle bien a todo el mundo. En efecto habrá quiénes no nos sigan pero felizmente (para nosotros) habrá otros que si. Escribir en estos medios es de alguna manera como nuestro juego de infancia, el amigo imaginario. Nunca nadie lo ha visto ni lo verá, pero nosotras sabemos perfectamente cómo es. Claro que por nuestra manera de vivir, a veces la inspiración se esfuma. Pero basta con un baño tibio y un par de respiraciones profundas… Todo volverá a su sitio. Que bueno que comentaste… Todo un honor para mi.

    Me gusta

  11. Que bueno Aida, que te sirvió para entenderte y por qué no, acompañarte. Te percibo a esa edad como una persona reservada y tal vez tímida. Y seguro fue la pequeña semilla para que te dedicaras a eso que llamas “life training”. También en un primer momento suelto todo como salga. A veces se me dificulta saber de qué escribir, pero mi autoexploración de los últimos años, me ha ayudado mucho. Un gran abrazo. Ya estoy siguiendo tu página

    Me gusta

  12. Ohhhhhh, que bonita tu historia. Me he quedado con ganas de seguir leyendo, jajaja. Y ya te digo que soy una lectora exigente. Y tu escritura me engancha. Así que sigue escribiendo mucho que ya te aviso, tienes una fiel seguidora. Besos!!

    Me gusta

  13. ¡Oye! Un placer, que gran noticia me das. Claro que continuaré con mis historias, porque ellas me concilian con el mundo y me regresan a la cordura (risas). Me encanta la cocina, así que me encantaría contar con tu participación aquí como invitada cuando hable de la buena mesa. ¿Conoces algo de la comida venezolana? Me encantaría mostrate algunas cosas. Un gran saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.