Despedida de Caracas: Un duelo migratorio más


Seguro que si eres venezolano de tiempos contemporáneos has escuchado esa combinación de palabras. Duelo migratorio: Déjame mostrarte mi singular perspectiva de esto.

Primero,y como siempre, te doy un marco de la idea. La persona a quien lees tiene un PhD en despedidas. Y te estás preguntando, ¿Cómo fue posible esto? Desde pequeña mi papá fue de trabajos viajeros, de esos de no estar demasiado un tiempo en algún sitio.

En algunas ocasiones mudó a toda la familia. En otras no se pudo.

Luego, mis hermanos no siempre estudiaron en la ciudad donde vivíamos la mayoría. Y siendo la consentida de todos como fui, eso pegó un poco. Ya grande, hasta tuve que estirar el pañuelo blanco de bon voyage por mi mamá, quien se iba de casa para cuidar a la abuela. Ya era muy mayor y estaba algo enferma. Además debía compartir actividades con mi papá, que ya se había marchado de nuevo.

Así, yo puedo decirte que sé de gente que va y viene. Y eso de duelo migratorio lo he sentido bien de cerca. Sólo que no sabia como se llamaba. Al menos en ese momento.

Desde entonces tengo una costra. Una protección que más adelante en la vida me ha servido para trabajar los apegos. Es como si mi cuerpo tuviese tatuado en su ADN, “nada dura para siempre” o “para siempre es mucho tiempo”.

Me ha favorecido para trabajar en la única certeza que tengo: Sólo cuento conmigo y con el hoy. Mas allá, no lo sé. Y eso ha sido una real ventaja.

Pero es como el miedo escénico en los músicos: El hecho de que hayas transitado muchas veces por allí, no quiere decir que te deje de estremecer. Lo que te haces es experto en manejarlo. Te vuelves práctico. Sabes qué hacer. Pero el nudo en la garganta sigue allí.

Y para sorpresa de muchos, que ahora están expuestos a esa enorme emigración de los venezolanos, el duelo migratorio es por partida doble. Del que se va… Y del que se queda. Son dos caras de una misma moneda. Un hecho y dos realidades. Veámoslo desde las dos orillas.

Duelo migratorio de los que se quedan…

Los que elegimos quedarnos lo hacemos por convicción diaria de que la situación va a pasar. Todo aquello que impulsó a nuestros afectos a irse, algún día tiene que cambiar.

Cómo solemos ser fuertes, pues a pesar de los sentimientos convulsos nos solemos ocupar de lo que ellos “dejaron”. Así que manejamos  todo tipo de trámites y cosas por hacer que los que se fueron no pudieron resolver.

Cuando nos pega la añoranza y nos abandona el sentido común y la valentía, nos comenzamos a cuestionar sobre el porqué nos quedamos.  Y esas grandes razones a veces flaquean.

Sin embargo, por un tema de evitar el malestar de averiguar en carne propia lo que es una migración, que creemos es aún más duro, seguimos apoyando de lejos emocionalmente al que tomó la decisión, tal vez en complicadas circunstancias.

Y lo logramos… Triunfamos en darles fuerzas y afecto. Así sea de lejos.

Pero desde el otro lado es diferente.

Duelo migratorio de los que se van…

He encontrado curioso el hecho de que los Caraqueños que emigran se toman una foto en la Esfera de Caracas, una monumental obra de Jesús Soto. Segurísima que el Maestro jamás imaginó que podía servir para eso. Es como un símbolo, un aviso cuando lo vemos en redes sociales. ¡Otro que se fue! suele decirse.

Esa persona, además va a muchos sitios, tratando de despedirse de ellos. Come platillos que sabe que difícilmente encontrará en otras latitudes. Aunque tenemos la feliz noticia, que tal como anda la diáspora -como ahora le dicen-  lo que menos vas a extrañar es la comida. Hay muchos paisanos montando restaurantes y llevando en alto la gastronomía caraqueña en los lugares que menos se imaginaría.

Saber que no estarás en esas ocasiones especiales de tus afectos, es mucho más duro.

Y se debe estar blindado acerca de esos momentos de desesperación en que te sientes sumamente solo y desvalido. Ni si quiera lo entiende ese familiar o amigo que te acogió.

De que te dará ese down, te dará. Y allí espero sepas qué hacer.

Vivir en duelo migratorio es un proceso complejo que sólo sobrellevas si estás claro en tus decisiones y propósitos. Enfócate en dejarte fluir. Después de todo, eres de carne y hueso.Tweet: Vivir en duelo migratorio es un proceso complejo que sólo sobrellevas si estás claro en tus decisiones y propósitos. Enfócate en dejarte fluir. Después de todo, eres de carne y hueso.

Y si no lo sabes, podemos hacer un alto aquí para poder pasar la página y ver las cosas de una manera diferente. Voy a atreverme a mencionarte tips para seguir adelante.

Cómo superar el duelo migratorio.

Pues aquí te va tu lista útil para reconfortarte por ti mismo de todas aquellas cosas que pudieran generarte depresión y tristeza, en cualquiera de los dos lados del duelo migratorio.

Muévete a la acera de enfrente: Bien sea que estás aquí o que eres de los que emigró, aunque no lo creas en algo alivia pensar que no estás en la posición del otro. Afianza y ve ventajas en la decisión que tomaste. Ve la importancia de lo que ahora haces con tu vida y el aporte que puedes darle a los demás.

Habla con alguien de tu confianza de lo que sientes: Evita por todos los medios el autoaislamiento y tragarte todo eso. Para nada ayuda hacerse el fuerte si en verdad sientes que el mundo se desmorona. Desahogarte y escucharte te hace humano. ¡Expresar tus sentimientos es de valientes! ¿Por qué entonces habrías de censurarte a hacerlo?

Si es reiterativo y profundo el dolor, ponte en las manos de especialistas: Bajo la especialidad o corriente que sientas que pueda ayudarte. Un coach, un psicólogo, un psiquiatra… En fin, hay muchísimas personas que podrían apoyarte si todo aquello que sientes ya te está llevando al extremo de no poderte desenvolver en tu vida cotidiana. Ya hablaríamos de casos de depresiones severas. Pero de igual manera, si sientes que debes ser tratado por un profesional, se tú quien tome la decisión.

tristeza

Un día a la vez. Lo mejor es ocuparte del hoy: Como dicen por allí, el momento de hoy es un regalo y por eso se llama presente. Enfrascarse en el pasado que ya no está, es anclarse a no evolucionar. Y el desgaste de planificar el futuro con demasiada perfección o desesperarse porque no llega a corto plazo lo que creías, no tiene sentido. Solo puedes ocuparte de lo que vives y sientes hoy. Eso te llevará a evaluar inclusive tus pequeños progresos.

Y si estás por irte… Organízate bien y no te aflijas por el proceso en que ya “estás montado”. En pocas palabras, no sufras por anticipado. Verlo como una aventura, una novedad sería más interesante. Haz t recorrido de las cosas de aquellos rincones de Caracas que te quieres llevar frescos en tus ojos. Pásala en grata compañía, que es lo mejor.

Si estás con el que se va… Disfruta y exprime esos momentos juntos. Piensa que para esa persona vienen cosas muy importantes, que es mejor que viva por él mismo. Si se trata de hijos, hay que soltar y entender que ya crecieron. Que hiciste un buen papel en llevar adelante su crianza.

¿Y qué esperas? Desde dónde estés vive inténsamente el momento. Como todo en la vida este tipo de duelo, también pasará.

magen de cabecera de: yousef alfuhigi on Unsplash

Anuncios

One Reply to “Despedida de Caracas: Un duelo migratorio más”

  1. Sheila muy cierto lo del duelo migratorio, pero mas cierto aún cuando somos los que siempre nos hemos despedido o despedimos y entendemos que el yo y el ahora solo cuentan y el dolor es menor. Pero pasa algo peculiar para los que no formamos parte de la diáspora y sentimos que ya viene por nosotros el embarcarnos, que no podemos meter todo lo que nos gusta y queremos en la maleta y solo pensar en su peso nos obliga a quedarnos y a sobrellevar los escollos que nos agobian.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.