Decide y fluye con tu destino


A mi siempre “Gerber” 
Ana María de Andrade
Como sabes, hace poquito (para ser específica, ayer) cumplí otro año de salud y vitalidad plena. Y un sin fin de emociones de felicidad, alegría, paz, tranquilidad fue lo que experimenté. También una gran amiga, a la que dedico este post, me recordó de algo. ¿Quieres enterarte?
Uno de los mayores conflictos que siempre he tenido en mi vida es que me cuesta tomar decisiones. El origen de esto, no lo sé bien. Un psicólogo tal vez tendría más idea. Pero soy lo que en argot venezolano diríamos, una persona enrollada. Por supuesto, no en todos los ámbitos.
Cuando ejecuto mi instrumento, la mandolina, hago a través del estudio cursos de acción y estrategias para una ejecución limpia y redonda.
En la parte profesional, cuando estoy con un cliente, escaneo sus necesidades y le planteo estrategias concretas que pueden resolver y mejorar sus procesos.
Cuando voy a cocinar, si el platillo es nuevo, me estudio la receta antes y veo los ingredientes que me pueden faltar. Organizo mi mesa de acuerdo el procedimiento. Hago unas pre elaboraciones que los que se dedican a la cocina llaman mise en place que no es más que poner las cosas en su lugar.
Como lees, todo lo descrito envuelve selección de cursos de acción para lograr algo.
Pero en mi vida íntima, de mi para mi, la cosa no es tan fluida. Me cuesta horrores definirme. Graficándotelo, es como si una maraña de opciones cruzara mi cabeza y no atinara a ver en medio de la confusión lo que quiero hacer.
No es para nada genético. “Los Vargas” -mi familia- son gente de armas tomar en muchas cosas. Y no importa que tan compleja pueda ser la selección. Analizan y actúan en consecuencia.
Y mientras, yo estoy en la cola de cualquier sitio de comida, imaginándome las posibles combinaciones de platos y acompañantes que puedo tener. Allí me pierdo entre todas las opciones y hasta ¡Me he ido sin que pedir absolutamente nada! Bueno, así solía ser.

Darte cuenta, ya hace la diferencia.

Te aseguro que cuando hay algo que no funciona en tu vida, el primer paso y el más importante es darse cuenta que eso no va contigo o con los resultados que quieres. Y ya allí tienes parte del camino ganado. ¿Qué hay que hacer luego? ¿Dormirse en los laureles?
No. Justamente es aquí que toma importancia el dicho de argot popular. “Pa lante es pa llá” (O sea, en español más propio, sería para adelante, es para allá)
Después de saber que era lo que tenía de piedra de tranca para tomar mi decisión, cuando me pesco en ese ni-ni de no decidir, me obligo a moverme a un espacio de riesgo. Ya sabes lo que dicen. En tu zona de confort no pasa absolutamente nada. Y eso para mi, era el no tomar decisiones. Estar “feliz” en ese espacio en el cual no me equivocaba ni me arrepentía.
Pero si de entrada sabes que no eres perfecto y que de las aparentes equivocaciones se aprende y mucho,  la cosa fluye mejor. Y así me sucedió a mi.
He tenido la dicha de atreverme a salir de esa postura de eterna autocrítica infrucutosa. Inútil totalmente para ser feliz y asertiva en las cosas que en verdad importan en la vida.
¿Y te preguntarás, cómo fue eso? Tomando voluntariamente o por invitaciones de amigos entrenamientos que me movieran el piso. De nuevo decidiendo y actuando para no quedarme eternamente en la parálisis del que mucho piensa y poco hace.
¿Te cuesta decidir? ¿O eres de los que más bien vive en la impulsividad? (Porque ambos extremos denotan que hay que trabajar). Cuéntame, tal vez te de luces de cómo salir de allí.
Anuncios

2 Replies to “Decide y fluye con tu destino”

  1. Hola Morocha. Tienes la palabra magica en ti: Definir. Quien eres o quien deseas ser, y desde ahi las elecciones seran menos enmarañadas. Tu eliges, tu decides. Deseas complacer a los demas, es facil, ya que los cursos de accion te lo muestran o te lo dictan otros. Deseas ponerte primero en la cola, toca definir si tu estas en paz y tranquila con ese puesto y desde ahi pedir y disfrutar el “Wooper triple” que te mereces o el perro caliente callejero que te conformas en recibir. Eso si, la definicion y aceptacion real de ser lo que eliges ser, pone a mucha gente de tu vida atras de ti… o tu te pones detras de ellos… para mi geminiana preferida.

    Me gusta

  2. Hola Morocho. Y aquí estamos, como si el tiempo no hubiera pasado, metiendo nuestros pies en el río mientras sereno nos refresca y nos conduce a ser seres reflexivos e interesantes en cualquier circunstancia. Si, ser o no ser… se nos adelantó Hamlet, unos siglos mas o menos. Nombras una palabra importante y ligada… Aceptar(nos) y estar conformes con nuestras elecciones, que es tal vez el segundo paso de sentirse vivo, seguro e importante para llevar tu vida adelante, no importa la posición en que estés. No importa sino que lo hayas elegido a conciencia y no que te hayas dejado arrastrar. Creo que es un gran tema para la próxima entrega. Un abrazo y gracias. Bienvenido, ven cuando quieras y no dejes de comentar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.